Un día en la Ópera

20 May

Dicen que cuando vas por primera vez a la ópera, puede no gustarte nada, o puedes aficionarte para toda la vida. En mi caso, ha sido claramente lo segundo. Desde aquí os propongo el plan perfecto para una tarde de ópera en Madrid.

A las 16:00 horas, se abre la taquilla en el Teatro Real, para ofrecer las últimas entradas a aquellos que quieran disfrutar del último día de representación de la ópera bufa “Don Pasquale”, del italiano Gaetano Donizetti. En este sentido, una vez más los jóvenes tenemos las puertas abiertas a la cultura, gozando de los mejores descuentos en las entradas de último minuto. Y digo esto porque al ser menores de 30 años, conseguimos adquirir unas entradas en el Primer Palco (justo a la izquierda del Palco Real) por 26,90€ cuando en realidad rondaban los 260€.

IMG_0798

¿Quién dijo que la ópera no estaba hecha para los jóvenes? Y no sólo eso, sino que lo recomiendo a todos los públicos, pues es una experiencia enriquecedora cultural y personalmente. Te aporta una sensación que no se puede describir hasta que no te sientas en la butaca y comienzas a oír aquella música, aquellas voces que te ponen los pelos de punta durante algo más de 2 horas de representación.

Una vez recogidas nuestras entradas, aún quedaba tiempo para tomarse un café en la famosa terraza de “La Botillería del café de Oriente”, a los pies de la Plaza de Oriente disfrutando de unas maravillosas vistas del Palacio Real.

IMG_0800    IMG_0801

Llega la hora de la ópera. Cuando estás dentro del Teatro Real, lo mejor es dejarse maravillar por sus impresionantes salones, que te hacen sentirte de repente en otra época, donde no había móviles ni aparatos electrónicos, y sólo se hablaba el lenguaje de la música. Junto a los retratos de varios monarcas españoles, entre los que se encuentra Juan Carlos I, entramos en nuestro palco. Una situación inmejorable. No podía creer la suerte que habíamos tenido, y sólo por ser menores de 30 años.

IMG_0804IMG_0803IMG_0807

Comienza la ópera y no puedo evitar introducirme en otro mundo, en una dimensión donde me olvido de todo…. hasta el descanso entre actos, durante el cual nada mejor que tomarse una copa de cava (4€) y un aperitivo de salmón ahumado (2,5€) en el impresionante restaurante cuyo techo simula un cielo estrellado.

IMG_0816

Así pues, no hace falta ser abonado ni tener mucho dinero para poder disfrutar de un día de ópera. Basta con valorar la música y darse cuenta de que por muy poco, se puede vivir una experiencia que deja sin duda un exquisito sabor de boca. Por lo tanto, con todo esto sólo puedo decir que estoy deseando repetir.

IMG_0812

3 comentarios para “Un día en la Ópera”

  1. here junio 5, 2013 a 8:52 am #

    I’m not that much of a internet reader to be honest but
    your blogs really nice, keep it up! I’ll go ahead and bookmark your website to come back down the road. Many thanks

    Me gusta

  2. Beatriz mayo 20, 2013 a 1:28 pm #

    Hola! Me pasó lo mismo, yo fui a ver la Traviata e iba con mucha ilusión pero con sabiendo lo que dice todo el mundo:”O te gusta muchísimo o no te gusta nada” Como el sushi vamos jeje. Y tuve suerte porque me encantó! Fue una experiencia preciosa 🙂 Un beso!

    Me gusta

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: