La Directiva Bolkestein

2 Jul

¿En qué consiste la Directiva Bolkestein?
Centrándonos en el sector turístico, según la ley en España las agencias de viaje son las únicas empresas que pueden ofrecer y comercializar servicios turísticos conjuntos (hotel + vuelos, circuitos, viajes combinados…). Sin embargo, con la Directiva Bolkestein se propone una liberalización de los servicios, de tal manera que cualquier empresa podría crear y comercializar cualquier servicio dentro de la UE. A esto se añade que la actividad de intermediación podrá ser ejercida tanto por agencias como por agentes de viajes individuales. Desaparece por tanto la forma mercantil de sociedad para las agencias de viajes. Pero ¿y si los trabajadores de la agencia deciden marcharse por su cuenta y llevarse a sus clientes? ¿Se podría hacer este tipo de competencia desleal? Pues según la Directiva Bolkestein, sí.

Desde que el pasado 28 de Diciembre de 2009 finalizara el plazo para trasponer la Directiva Bolkestein a la legislación de todos los Estados miembros, en el sector turístico aún falta mucho por hacer, pues resulta extremadamente difícil adaptar las leyes autonómicas turísticas a esta nueva Directiva europea. En este sentido, hay 17 maneras de interpretar la también conocida como Directiva de Servicios.

El principal inconveniente es que no es lo mismo tener una moneda única que un mercado único. Estoy de acuerdo con que la regulación actual en turismo es demasiado compleja, y que sería bueno regularizarla bajo un marco común. El principal problema que veo a esta Directiva es que pueda desembocar en un intrusismo y una competencia desleal entre los propios Estados miembros de la UE. Concretamente en el turismo, la Marca España perdería mucho valor, y su fuerza no sería la misma a verse invadida tan fácilmente por el resto de empresas europeas que ocupen el mercado español. En este sentido, el turismo en España, cuya fuerza sobre la economía es patente, se ve cada vez más regulado por Bruselas.

No obstante, de la misma manera puede España penetrar en otros mercados europeos, al eliminar barreras legales y burocráticas. Por ejemplo, el sistema de “ventanilla única” me parece una buena medida para aquellos emprendedores que busquen un hueco dentro de la industria, ya que se reducen dificultades a, por ejemplo, los jóvenes y desempleados.

Por lo tanto, creo que ante estas circunstancias, la unión hace la fuerza, y sería necesario crear políticas conjuntas entre las empresas que decidan prestar sus servicios en nuestro país, para no perjudicar las economías de otros Estados miembros. Aun así, esta Directiva da por supuesto que va a haber un respeto y una confianza mutua cuando nadie nos asegura que no vayan a verse invadidos nuestros propios mercados.

Además, peligra también la profesionalización del servicio. En mi opinión, con la Directiva Bolkestein se corre el riesgo de que personas no cualificadas puedan ofrecer una peor calidad del servicio, perdiendo en consecuencia el resto del sector.

A pesar de estos inconvenientes, la Unión Europea defiende una regulación común de la industria turística, dando los primeros pasos con la liberalización de servicios y otras medidas anteriores como la reforma de los viajes combinados y una clasificación hotelera común.

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: