La Competitividad en el Turismo Español Actual

29 Jul

Como he dicho siempre, la calidad y satisfacción no tiene necesariamente que estar reñida con la competitividad. Si bien es cierto que determinados sectores que habían perdido competitividad, se han visto recuperados. Y esto ha sido posible gracias al detrimento de otros destinos como Egipto y Turquía, entre otros. No obstante, pienso que esta recuperación es temporal, en el sentido de que tarde o temprano la situación en el exterior mejorará y tenemos que saber mantener la demanda.

El sector turístico se ha visto muy perjudicado a consecuencia no sólo de la crisis económica en la que está inmersa actualmente España, sino de la falta de adaptación al mercado y a la demanda actual. Así, para mantener este aumento de demanda y la recuperación de estos segmentos, las nuevas tecnologías y la innovación son factores fundamentales que están influyendo en este cambio. En mi opinión, este cambio en el sector turístico hacia una tendencia más experiencial y con la tecnología como uno de sus pilares fundamentales es una gran ventaja para aquellas empresas que sepan adaptarse a las mismas, e introducirlas dentro de su estrategia. En cambio, estos mismos avances positivos supondrán un perjuicio para aquellas empresas cuya gestión no ha sido tan efectiva al no tener esa capacidad de adaptación al mercado actual.

Por tanto, la presencia en las redes sociales, las campañas de promoción y marketing como algo necesario y no ocasional, el turismo experiencial y sobre todo, la innovación haciendo uso de la tecnología, son los cambios que se deben introducir en el turismo español actual. Y en parte se está haciendo, pero no olvidemos que su éxito no se debe exclusivamente a la buena gestión de España como destino turístico, sino a las circunstancias mencionadas actualmente en ciertos destinos, que han beneficiado casualmente a España.

Por otro lado, no debemos dejar a un lado la importancia de la cooperación entre el sector público y el sector privado. Así, el Estado regula y controla la actividad turística, invirtiendo igualmente en infraestructuras como aeropuertos, carreteras…etc. Mientras, el sector privado, y muy especialmente las PYMES, realizan inversiones en equipamientos turísticos e infraestructuras, pero beneficiados y subvencionados por el sector público, lo que permite una unión que resulta beneficiosa para ambas partes. De esta forma, resulta mucho más sencillo mantener la competitividad y la calidad en el sector.

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: