El PNIT, ¿la salvación del turismo español?

3 Ago

El Plan Nacional Integral de Turismo (PNIT) es el conjunto de medidas establecidas por el Gobierno que servirán como instrumento de mejora de la competitividad turística de España. Tras su presentación oficial en la sede de la Escuela de Organización Industrial en Madrid el pasado 31 de octubre, se han establecido una serie de acciones para el período 2012-2015 destinadas a renovar el liderazgo mundial de España dentro de la industria turística.

http://www.eoi.es/mediateca/video/1720

Estas medidas se conforman en 6 ejes diferenciados, sobre los cuales expondré mi punto de vista personal, así como las acciones que deberían encaminar en un futuro.

Fuerza de la Marca España: el principal inconveniente que veo es que cada CCAA establece su propia visión de las competencias turísticas, y dado que el PNIT está creado bajo un marco común, es esencial la consideración de España como un único destino, y no como 17 CCAA, a las que se suman Ceuta y Melilla. En mi opinión, centralizaría competencias y eliminaría duplicidades en el sector turístico. Asimismo, buscaría una colaboración con las Autonomías a la hora de promocionar España en el exterior.

Orientación al cliente: el mercado está cada vez más fragmentado en el sector turístico. Están surgiendo nuevos segmentos con nuevas necesidades y expectativas que hay que satisfacer. Por tanto, creo que la mejor estrategia sería la de personalizar el servicio lo más posible, creando productos y servicios adaptables a cualquier segmento de mercado. Por otro lado, fomentaría la especialización de las empresas para incrementar esta oferta existente y hacer de España un destino de todos y para todos.

Ofertas y destinos: como ya he mencionado anteriormente, la oferta en España está muy fragmentada a la hora de promocionarla en el exterior. Pienso que hay que especializar los productos y servicios así como personalizarlos, pero han de ser promocionados bajo un marco común, la Marca España, para que todo siga una misma línea, y desde ahí va derivando el resto de la oferta. Es mejor invertir en una única campaña publicitaria de España que incluya pequeñas reseñas de diferentes CCAA, que hacer campañas individualizadas de cada región española. Asimismo, intentaría potenciar otro tipo de recursos, que sin salirse totalmente de nuestros puntos fuertes como los destinos de sol y playa, la cultura y la gastronomía, sepamos dar a conocer otro tipo de oferta como el turismo de naturaleza, deportivo, enológico o de negocios. Es decir, utilizar la oferta ya consolidada como soporte para dar a conocer otros recursos.

Alineamiento público-privado: me parece una estrategia excelente. Creo que es esencial que haya colaboración entre las empresas públicas y privadas para sustentar la promoción de España. Por un lado, habría que incentivar a las empresas turísticas por medio de acuerdos de colaboración publicitaria, haciendo incluso campañas comunes que promocionen el destino y la empresa al mismo tiempo. También, habría que facilitar que estas empresas puedan ofrecer sus productos y servicios en el exterior usando como instrumento la Marca España. El empresario y el Gobierno se pueden ayudar mutuamente y eso hay que fomentarlo.

Conocimiento: en el sector turístico, uno de los puntos débiles es la poca cualificación de los profesionales. Afortunadamente, cada vez más se da importancia a la formación, pero aún existe un gran vacío en cuanto a la profesionalización del servicio. En este sentido, daría prioridad a los idiomas, y después continuaría con la formación profesional dual con empresas, aunando formación académica con experiencia laboral. También, sería bueno que los españoles pudieran implicarse en la promoción turística, mediante acciones de voluntariado a través de las cuales los propios ciudadanos puedan enseñar a los turistas su propio país. De esta manera, los españoles adquieren formación y conocimiento de su propio patrimonio, al mismo tiempo que ofrecen muchas visiones diferentes de las que habitualmente conocen los turistas, lo que enriquece e incrementa la oferta.

Talento y emprendeduría: la motivación de los jóvenes a la hora de emprender es más que notable en estos últimos años. Y eso es algo que el PNIT debe aprovechar, ofreciendo facilidades y poniendo a su disposición los recursos necesarios para llevar adelante productos innovadores que sin duda resultan beneficiosos para la industria turística. Sería bueno, por ejemplo, sacar a concurso las campañas publicitarias, que el Gobierno colabore con empresas pequeñas y de oportunidades a los más proyectos innovadores. Así como también facilitar el acceso de los jóvenes talentos y emprendedores a becas y ayudas durante sus primeros años de actividad.

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: