El Museo del Romanticismo (parte I)

11 Ago

El Museo del Romanticismo de Madrid, situado en un precioso palacio de estilo neoclásico en la calle San Mateo, es actualmente el mejor ejemplo que podemos encontrar de este movimiento cultural y político, el cual significó una nueva concepción del mundo y de la sociedad. En España, el Romanticismo coincidió con el reinado de Isabel II, entre 1833 y 1868.

Esta casa-museo fue fundada por Benigno Vega-Inclán, quien inició su trayectoria a raíz de su propia colección personal que había reunido a lo largo de su vida, la cual fue posteriormente ampliada a través de sucesivas compras y donaciones. El Museo del Romanticismo mantiene intacta su identidad, permitiendo conocer todo sobre un período artístico que ha marcado toda una época.

La colección actual de distribuye en diferentes estancias, recreando las habitaciones de una casa de la época, y cuidando hasta el más mínimo detalle. El itinerario sigue un criterio temático, en lo que respecta a la histórica y política; y también un criterio ambiental, dando especial importancia a los aspectos decorativos y el desarrollo de la vida cotidiana.

Ya al entrar en el vestíbulo, una puerta de cristales (copia de la original) te introduce en una experiencia diferente, un viaje en el tiempo que no te esperas, con cada una de las habitaciones un sentimiento romántico sin que por ellas hubieran pasado los años, un ambiente especial en uno de los museos más desconocidos y recónditos de Madrid.

El plan perfecto, y el cual yo os recomiendo, es comenzar la mañana desayunando en el Café del Jardín (ref. post anterior), para después comenzar la visita al Museo. La entrada general cuesta 3€, pero si tienes carnet de estudiante el acceso es gratuito. A continuación, os dejo una pequeña muestra de lo que fue esta romántica experiencia, con algunas fotos de mis rincones preferidos de esta Casa-Museo.

EL SALÓN DE BAILE

IMG_1200

IMG_1202

Solía ser la habitación más espaciosa de la casa, destinada a un uso plenamente social. El lujo y la ostentación son evidentes, destacando la sillería isabelina de caoba, los espejos de oro y seda, los retratos como tema principal en la pintura, y el arpa típicamente romántico.

LA SALITA

IMG_1206

IMG_1208

Utilizada como lugar de reunión para toda la familia. Llama la atención el azul oscuro de las cortinas de seda, a juego con la tapicería del mobiliario. Simplemente exquisito. En cuanto a la pintura, el retrato que predominaba en el Salón de Baile deja paso al paisaje y a las vistas arquitectónicas.

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: