El Museo del Romanticismo (parte II)

13 Ago

Continuamos nuestra visita por el Museo del Romanticismo de Madrid, mostrando los rincones más especiales de este hermoso palacio construido en el S.XVIII.

EL COMEDOR

IMG_1209

IMG_1210

Se utilizaba sobre todo para la cena, ya que las demás comidas se realizaban en salitas más pequeñas al igual que la sobremesa, que se llevaba a cabo en el Gabinete. El Comedor era el lugar doméstico gobernado por la etiqueta y también centro de reunión de la familia.

El servicio de mesa, de porcelana de París, es una clara muestra de la influencia francesa en los rituales y costumbres de la intimidad familiar y de la vida doméstica y privada de la burguesía de la época.

LA ALCOBA FEMENINA

IMG_1212

Con una fuerza simbólica especial, el dormitorio femenino era el lugar donde la mujer se encontraba más libre. La cama, de tipo góndola (bateau) es de estilo Imperio y recubierta por un dosel, que junto con el tapizado del mobiliario hacen de este dormitorio un auténtico y acogedor refugio. Al lado, destaca además una preciosa cuna de estilo fernandino.

LA SALA DE LA LITERATURA Y EL TEATRO

IMG_1213

Los objetos de esta sala tienen un gran valor sentimental, pues forman parte de las relaciones de las personas que habitaron la casa y crean con ellas una relación casi psicológica. Los muebles, dependiendo del lugar y de la forma, tienen un significado diferente. Además, se distinguen entre el mobiliario masculino y femenino, como muestra de una realidad social evidente en la época. Por ejemplo, destaca la cómoda totalmente femenina que perteneció a la poetisa Carolina Coronado. Toda una reliquia.

LA SALA DE BILLAR

IMG_1215

Espacio característico de la sociabilidad masculina, situada siempre cerca de los salones nobles o del comedor, ya que se solía jugar después de comer o durante las tardes. La mesa de billar está firmada por uno de los mejores fabricantes de la época: Francisco Amorós. La sillería, es típicamente isabelina, y data del año 1860. Además, en este ámbito de entretenimiento exclusivamente masculino, era muy común que las paredes estuvieran adornadas únicamente con retratos femeninos.

Además, repartidas entre las diferentes habitaciones del Museo, podemos encontrar multitud de objetos cotidianos de la época, algunos tan curiosos como este calendario o un ábaco en perfecto estado de conservación.

IMG_1204

IMG_1214

Sin duda alguna, no podéis dejar de visitar esta pequeña joya dentro de Madrid. Un paseo por el Romanticismo que no te dejará indiferente.

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: