AUSTRALIA EN MOTO

31 Ago

En esta ocasión y para despedir el verano, qué mejor que desplazarnos al último continente para realizar una ruta en moto por los paisajes más perdidos y recónditos del planeta. Tanto la zona de la costa este como el centro de la isla ofrecen la posibilidad de crear rutas de miles de km, todas ellas con su propia personalidad que hace de la isla uno de los mejores países del mundo para recorrer en moto.

Oceanía es el continente que más tesoros esconde, y que aún quedan por descubrir. Desde la Gran Barrera de Coral hasta una flora única en el mundo, pasamos por el contacto con las culturas humanas más antiguas que se conocen, así como la fauna autóctona que permite observar desde tu moto canguros, koalas, dingos y hasta el conocido como Demonio de Tasmania.

Dentro de los diferentes itinerarios que existen, recomendamos el que recorre toda la costa este de la isla, que comienza en Melbourne y termina en Brisbane. Así, no puedes dejar pasar la oportunidad de detenerte en lugares tan espectaculares como “Los Doce Apóstoles”, un lugar de la costa donde espectaculares pináculos de roca se asoman al mar, creando una estampa que ya, desde el principio del recorrido, deja una huella imborrable.

También destacan, entre los 14 Parques Nacionales que se cruzan en esta ruta, el Grampians National Park y los Alpes Astralianos. Continuando por la costa, la siguiente parada obligatoria se realiza en Illawara Fly, una pasarela de 30 metros que se eleva por encima de las copas de los árboles del bosque. Asimismo, recomendamos visitar las Montañas Azules, Hunter Valley, la Gran Cordillera Divisoria y Waterfall Way. Ésta última es una de las carreteras más bellas de Australia, con cascadas precipitándose a ambos lados que hace de esta parte del recorrido una experiencia increíble.

Waterfall Way

Hunter Valley

Y cómo no, la Gran Barrera de Coral culmina este itinerario con una de las maravillas más impresionantes del planeta. No se puede dejar pasar la oportunidad de realizar una excursión en este paraíso marino, o incluso para los más atrevidos, una experiencia de buceo por este misterioso lugar que no deja indiferente a nadie.

Entre los múltiples consejos y recomendaciones que se pueden hacer sobre esta innovadora ruta, destaca el hecho de que, en Australia, se conduce por la izquierda, lo que requiere de cierta experiencia para poder acostumbrarse lo más rápido posible. Además, con suerte, os podéis encontrar con los famosos road train, aquellos camiones inmensos que, con varios remolques, pueden llegar hasta los 53 metros de largo.

En cuanto al alojamiento, nada mejor que un roadhouse. Una gasolinera que lleva adherida un motel y un bar componen esta famosa estampa por la que parece haberse detenido el tiempo unas cuantas décadas atrás. Y con ello, se hace imprescindible ver amanecer y atardecer, observando las distintas tonalidades que va tomando la roca y disfrutando del mejor momento del día.

Muy pocos han tenido la oportunidad de realizar esta ruta, por lo que no deja de ser experiencia es inolvidable, sobre todo para aquellos aventureros que llevan el espíritu motero en la sangre y tienen unas incansables ganas de conocer lugares inhóspitos, probar carne de canguro, cruzando increíbles Parques Nacionales e integrarse en una sociedad de contrastes que va desde las metrópolis más modernas hasta pueblos indígenas escondidos en lo más profundo del quinto continente.

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: