Ruta del Antiguo Dakar

5 Sep

El Antiguo Dakar ha sido siempre una de las rutas más excitantes del mundo. Y lo sigue siendo, pues aún con muchos los que se atreven a realizar este itinerario de leyenda por el antiguo circuito africano.

Nos introduciremos un poco en la historia diciendo que la última edición de la carrera en tierras africanas se celebró en 2008. Así pues, desde que el Dakar comenzara su andadura en 1979, el conflicto dentro del continente africano hacía cada vez más insostenible la celebración de la prueba. Por este motivo, fue trasladado a Sudamérica y actualmente sigue celebrándose cada año esta mítica carrera.

A la vez que se recorre la arena del desierto, se pueden apreciar innumerables recursos turísticos que hacen de este viaje en moto una ruta inigualable. Partiendo de Algeciras, el mejor itinerario a seguir es coger desde el puerto un ferry que te lleve a Tánger. Aquí es donde comienza la aventura. Siguiendo los pasos del Antiguo Dakar, entre las maravillas que te puedes encontrar desde tu moto van desde los mercados de Marrakech hasta las cimas de la Cordillera del Atlas, pasando por la costa atlántica y el desierto del Sáhara hasta lo más profundo del África negra.

Asimismo, no se puede dejar pasar la oportunidad de recorrer con tu moto una carretera con cientos de curvas que te eleva hasta los 2000 metros de altura en el Atlas para luego descender hacia el desierto. Una ruta llena de contrastes, con experiencias como las bellas Kasbahs, aldeas fortificadas en las que se inspiraron los relatos de las 1001 noches situadas a la orilla de los ríos. Un paraíso al alcance de los moteros más curiosos.

Continuando por ciudades como Agadir, Dakhla, Nouakchott o Sant Louis, el itinerario finaliza en la ciudad de Dakar. En esta última etapa merece la pena visitar la Isla de Gorèe, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y lugar desde donde partían los esclavos hacia las plantaciones americanas. Un lugar con mucha historia, pero también con mucha pobreza.

Sin duda, cruzar el Magreb y el desierto del Sáhara hasta adentrarse en el África negra es toda una aventura y a su vez un riesgo que requiere de cierto espíritu para ser llevada a cabo. No obstante, la experiencia de conocer dos culturas totalmente diferentes (francesa y africana) conviviendo en un mismo territorio es cuanto menos fascinante. Pero por supuesto, no hay nada imposible. Con una buena planificación al detalle se puede realizar esta ruta siempre y cuando se tomen en consideración todas las precauciones legales y sanitarias antes de partir.

Así pues, a lo largo de la historia muchas anécdotas deportivas y humanas se fueron describiendo en el Dakar. Historias que merece la pena revivir después de tantas ediciones, pero desde una perspectiva diferente. Con un aire más relajado, y con ganas de visitar lugares, el Dakar en moto es la única forma concebible de hacerlo. No existe otra forma de vivirlo igual que sobre 2 ruedas.

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: