Innovación en turismo. Reflexiones.

5 Dic

Tras escuchar una ponencia magistral de Néstor Guerra, dedico este post a hacer una serie de reflexiones personales que me han servido de inspiración y me han aportado ideas realmente enriquecedoras para alcanzar mis sueños profesionales dentro del sector turístico. En primer lugar, para innovar hay que empezar haciéndose preguntas, como por ejemplo “¿qué es lo que quería ser de niño?”, “¿qué es lo que me apasiona?”, “¿qué es lo que me hace feliz últimamente?”…Todo eso es el primer enfoque de la innovación, pensar en nuestros sueños, en lo que deseamos tener y no vemos en el mercado, en aquello que queremos lograr.

Algo que parece muy complicado puede ser muy sencillo si se utilizan las herramientas adecuadas, pues unos buenos recursos pueden facilitar mucho los procesos de innovación. No obstante, no mitifiquemos las herramientas, pues son importantes pero no son lo más importante a la hora de innovar. Una de las cosas en la que más hincapié me gustaría hacer es en que lo que verdaderamente hay que innovar es en el modelo de negocio. No en un producto, un servicio ni en una operativa concreta. No hay que perder la perspectiva en eso, hay que centrarse en el core del negocio y enfocar ahí todo el proceso de innovación.

Asimismo, la innovación en el modelo de negocio ha de ser rápida, ya que el entorno cambia constantemente y hay que adaptarse al mercado. Básicamente, el 80% de las innovaciones fracasan, lo que demuestra que es muy diferente lo que se pone en un papel que lo que se pone en el mercado. Pero la innovación depende estrechamente de la actitud, hagas lo que hagas, tienes que disfrutarlo, porque en el optimismo está gran parte del éxito, y todo fracaso es un aprendizaje, no un motivo de frustración.

Las innovaciones en el modelo de negocio hay que lanzarlas cuanto antes al mercado, no es necesario que estén muy desarrolladas, pues basta con una idea prototipada para que sea el mercado quien evalúe si algo es o no innovación. En este sentido, “más vale construir para pensar que pensar para construir”, ya que es el mercado es el que juzga, no la empresa. Así, algo muy básico pero que sin embargo es el principal obstáculo con el que se encuentran las empresas a la hora de innovar, es probar cosas diferentes como única forma de obtener resultados diferentes. Si haces siempre lo mismo, no esperes otros resultados. Medir el entorno desde otra perspectiva, con pasión, diversión…. En definitiva, desmitificar las ideas y lanzar las innovaciones al mercado, pues más vale pedir perdón que pedir permiso. Y por supuesto, que nadie te diga que no funcionará.

portada-facebook-en-busca-de-la-felicidad

Deja un comentario y si te gusta, ¡sígueme!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: